MESAS SENSORIALES: 7 Ideas para peques entre 1 y 5 años

Las mesas sensoriales nos ofrecen infinitas posibilidades de juego, de experiencias y versiones, puesto que cada niño/a le da un sentido diferente a una misma presentación. Todos sabemos que aprender a través del juego es algo de lo más enriquecedor para nuestros peques y si hay algo que les gusta, es experimentar, sentir a través de los objetos y expresarse mediante el juego.

Aquí tenéis 7 propuestas de mesas sensoriales para edades comprendidas entre el año y los 5 años, puesto que la idea es que experimenten libremente, sin ser guiados por el adulto.

MESA SENSORIAL “TUNEL DE LAVADO”

Con esta mesa sensorial, pretendemos que los peques de la casa adquieran hábitos cotidianos de manera divertida, como por ejemplo, el lavarse cuando están sucios. A veces poner otros objetos, en este caso animales, para realizar estos hábitos crea una relación positiva con el hábito en sí.

mesas sensoriales para niños de 1-5 años

Materiales:

Agua, cacao en polvo, jabón de platos, animales de juguete, esponja y cepillo de dientes.

Llenamos el cajón grande de agua y dos pequeños: uno con agua y cacao en polvo y otro con agua y jabón (podemos hacerle espuma)

Presentamos la esponja y el cepillo y… ¡a disfrutar!

Según la edad de tu peque, es probable que no juegue de la manera esperada, ¡pero eso está bien! El objetivo es que

experimenten, más allá de hacerlo bien o no.

Podemos participar con ellos pero sin hacer de guías. Coger otro cepillo y lavar al oso nombrando las partes de su cara, por ejemplo. Y así con el resto de animales.

MESA SENSORIAL “FRÍO, CALIENTE Y TEMPLADO”

Con esta mesa sensorial, a través de los colores, enseñamos a los peques las temperaturas del agua. Relacionando el azul con el frío, el rojo para caliente y el rosado para el templado.

mesas sensoriales para niños de 1-3 años
mesas sensoriales para niños de 1-5 años

Materiales:

Tres bandejas para mesas sensoriales, cuencos o recipientes para el trasvase, colorante alimentario azul y rojo y agua.

Para el agua fría lo ideal es dejarla con hielos antes de tintarla. Así nos aseguramos que está realmente fría y que el contraste con la caliente es notorio. Para la caliente, basta hervir un poco de agua y luego ir añadiendo agua a temperatura ambiente hasta que tengamos la temperatura deseada.

Con los más pequeñitos, simplemente les dejaremos experimentar con todos los objetos de esta mesa sensorial y que sean ellos los que descubren. Con los más grandes, podemos ir introduciendo conceptos y explicar cómo conseguimos el agua templada, cómo podemos enfriarla y por el contrario, como la podemos calentar.

MESA SENSORIAL “ARENA MÁGICA”

Esta es una de las mesas sensoriales que siempre tiene éxito. La textura es muy parecida a la arena de playa y además guarda la forma cuando la ponemos en algún molde.

mesas sensoriales para niños de 1-5 años

Para hacer la arena necesitamos:

🔸 2 tazas de harina (si utilizas harina integral, consigues ese color de arena de playa)
🔸 1/4 de taza de aceite corporal (el de bebé es 🔝 si tienes)
Puedes utilizar aceite de cocina, he hecho las dos versiones y quedan igual. (La de aceite de bebe huele mejor)
🔸 Colorante opcional si quieres teñir de algún color en concreto.

PREPARACIÓN:
🔹 Poner en un bol las dos medidas de harina y el 1/4 de taza de aceite (son 60ml)
🔹 Amasar hasta que el aceite haya impregnado toda la harina. Está perfecta cuando puedas darle forma y al “destrozar” quede tipo arena de playa.

Podemos ofrecer material de playa como moldes, pala y rastrillo y algún cubo. También podemos ofrecer coches de juguete y ver las diferentes pisadas que hacen con las ruedas.

Siempre adaptaremos las mesas sensoriales según interés/edad de nuestros peques.

MESA SENSORIAL “COLORES HELADOS”

Una de las mesas sensoriales para potenciar la creatividad que gustará a grandes y pequeños.

mesas sensoriales para niños de 1-5 años

Sólo necesitamos cubiteras o moldes de metal para magdalenas, unos depresores, pintura de dedos, agua y un congelador.

Ponemos pintura en cada uno de los moldes, rellenamos con agua y con el mismo depresor que vayamos a colocar, revolvemos bien para integrar la pintura con el agua y lo llevamos al congelador por 12h.

Solo tenemos que desmoldar una vez congelados, ofrecer unas hojas de papel ¡y listo! La propia bandeja de la mesa sensorial evitará que se resbalen los colores y caigan al suelo.

MESA SENSORIAL “EL JARDÍN”

Este tipo de mesas sensoriales son muy versátiles y podemos adaptarla a muchísimas edades. A los más peques, dejaremos que exploren sin más y ver hasta dónde llega su imaginación.

Los más mayores entenderán nada más verla de qué se trata. Aquí podemos aprovechar para explicar las partes de una flor, como plantamos las semillas y qué necesitan para que siempre estén bonitas.

mesas sensoriales para niños de 1-3 años

Sólo vamos a necesitar sustrato, flores de cualquier tipo y algunas herramientas de jardinería como una pala y unos tiestos. También podemos ofrecer una regadera.

MESA SENSORIAL “BUBBLES”

Así bautizó mi hijo a esta mesa sensorial y es que, sin duda, es una de sus preferidas. Además, estas bolitas de hidrogel son reutilizables. Sólo hay que dejarlas unas horas en agua para que crezcan y ya las tenemos listas.

Las podéis adquirir en tiendas de jardinería, floristerías, bazares y también online a través de Amazon.

Vamos a necesitar utensilios para el trasvase como pueden ser vasos de diferentes tamaños, alguna pala, un pequeño colador, alguna botella o jarrita… Y el resto, se lo dejamos a nuestros peques.

Una vez finalizada la actividad de esta mesa sensorial, podemos guardar las bolitas en un recipiente tapado (si es hermético, mejor) y reutilizarlas siempre que queramos.

MESA SENSORIAL “EL ABCDARIO ESCONDIDO”

Si no dispones de un abecedario de este estilo ¡no te preocupes! Se puede adaptar perfectamente con otros materiales que te comentaré después.

La de este tipo de mesas sensoriales es que, a la vez que juegan, experimentan y se divierten, también aprenden.

Sólo necesitamos una de las bandejas sensoriales llena de harina y escondemos las piezas.

Es este caso es un abecedario de madera en inglés, la letra coincide con la primera inicial del dibujo del tablero.

Como os decía si no tenéis este tipo de abecedario, podéis utilizar un puzle, números o un juego memory de forma que tengan que buscar en la harina la pieza que corresponde a la que quedó fuera.

Como veis, las mesas sensoriales tienen mil y una posibilidades de juego. Sólo necesitamos un poco de imaginación y nuestros peques harán el resto. Todo vale en este tipo de mesas. Además, en este modelo en concreto, tenemos la posibilidad de utilizarla también a modo de mesa normal, puesto que cuenta con unas tapaderas.

Espero que os gusten y que las pongáis en práctica en casa.

Para mas inspiración no dudes en visitar nuestra sección de Actividades Sensoriales o nuestra colección de videos en el mismo tema

Si te gustaron estas ideas, no dudes en suscribirte al Boletin para que te las enviemos gratuitamente a tu correo electrónico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here