Métodos para la crianza bilingüe

Si ya estas criando niños bilingües, aunque no lo creas, ya tienes una política lingüística establecida en casa. ¿Qué idioma(s) hablan, quien habla en que idioma? ¿Con quién? ¿En qué lugares? ¿Hay excepciones? Aunque no te hayas dado cuenta, tú, como jefe de familia, creaste una constitución lingüística para poder comunicarte con tus hijos, otros familiares y el mundo exterior.

Si estas esperando un hijo, o aun no has empezado a criar a tu hijo bilingüe tal vez te sientas muy confundido. ¿Que debes hacer? ¿No es muy complicado? ¿Qué tal que mi hijo no aprenda hablar ninguno de los dos idiomas bien? Cuando decidimos criar a nuestros hijos bilingües, puede que no sepamos cómo hacerlo o que hayamos escuchado muchos mitos sobre la crianza bilingüe, y esto nos lleva a no intentarlo, o a darnos por vencidos. Por eso a mí me alentó muchísimo saber que hay varios métodos que muchas familias han utilizado. Estos métodos funcionan, y son muy eficaces! En este artículo les contare un poco sobre algunos de los métodos más populares, pero tú también puedes crear tu propio método o política lingüística.

Lo más importante después de establecer tu método, es ser muy consistente con él. Hay un mito que dice que todos los niños son como esponjas, y esto es verdad, pero tu política lingüística es exactamente el agua que esta esponjita puede absorber. Sin ella, le estas dando a esta esponja una sustancia demasiado espesa que puede untarla, pero no ser plenamente absorbida.

Las normas invisibles

Cada familia tiene sus normas invisibles, y los niños pueden leerlas y seguirlas a pesar de que uno nunca la diga explícitamente. Por ejemplo, lavarse los dientes después de comer, saludar, echarse jabón al bañarse, leer un cuento antes de dormirse. Nadie nunca dijo: “las reglas en esta casa son darse un beso de buenas noches y acosijarse”. Esta es una norma invisible, que, como la hacemos todos los días con consistencia, se vuelve natural. La antropología nos explica que cuando se trata de la adquisición del idioma, las normas invisibles son las que nos ayudan a absorberlo. Los niños crecerán comprendiendo que estas normas son lo más natural de la vida, y esto les ayudara a ser bilingüe/multilingües.

Cuando tú escoges un método para la crianza de niños bilingües haces exactamente esto. Estableces tus normas invisibles, que los niños comprenderán desde bebes, llevándolos a que el bilingüismo sea algo tan natural como un beso de buenas noches.

Los métodos más comunes:

  1. Un padre, un idioma (OPOL)-Cada padre hablara su idioma natural con el niño. Por ejemplo la mama mexicana hablara español, y el papa francés hablara francés. Los padres pueden escoger hablar en otro idioma entres ellos (ingles por ejemplo) o escoger el idioma de uno de los padres. Lo más importante es que cada padre hable únicamente su idioma cuando se dirige al niño. Este es un método muy popular para las familias con padres de dos culturas diferentes.
  1. Depende del lugar- Esta norma no se basa en QUIEN esté hablando si no en DONDE estamos hablando. Por ejemplo hablar únicamente el idioma minoritario en casa y la lengua nacional afuera. Por ejemplo en casa la familia italiana hablara solo italiano pero cuando salen a la calle hablaran únicamente ingles que es el idioma de Estados Unidos, donde ellos viven. Este es un método muy eficaz para las familias con padres que hablan el mismo idioma pero viven en el extranjero.
  1. Depende del público- Este método se focaliza en que todos alrededor puedan comprender de que se está hablando. Por ejemplo cuando la mamá española esta con su hijo ellos hablan español, pero cuando llega el papa irlandés a casa ellos cambian y hablan en inglés para que papa también entienda. En la calle, si están con amigos hispanos hablarían en español (sin importar cuál es el idioma nacional), pero si están con personas que no entienden español hablarían en inglés. Este método puede funcionar muy bien para las familias que viven en zonas donde hay varias personas que entienden el idioma minoritario. También se puede aplicar en lugares más recluidos, pero puede ser más difícil porque si el niño habla el idioma minoritario únicamente con la mama cuando están solos, el tiempo en esta lengua cada vez se vuelve más y más corto, y es posible que no sea suficiente para que el niño crezca bilingüe.

Estos son los tres métodos más comunes para criar niños que sean plenamente bilingües/multilingües en todas las lenguas. Puedes escoger uno de los tres, o adaptar y/o combinar elementos de las tres para crear un método que sea viable, cómodo y natural para tu familia. Es importante también definir qué nivel de idioma quieres que tu hijo tenga en la segunda lengua.  Si quieres que los dos idiomas se desarrollen equilibradamente, los estudios nos indican que debes asegurarte que tu hijo este expuesto al idioma minoritario al menos el 30% del tiempo. Si quieres que la segunda lengua sea simplemente una lengua secundaria simplemente enseñándole una que otra palabra, un juego, una canción, etc. puede ayudar al niño a aprender otra lengua en el futuro- por ejemplo en el colegio.

Te gustó este articulo? Compartelo con tus amigos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.